Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

viernes, 11 de noviembre de 2011

07.02.2011 – Cenáculo de la Fiesta Solemne del 20º Aniversario de las Apariciones de Jacareí

MENSAJE DE LA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ:

“- Mis hijos amadísimos, hoy, Mi CORAZÒN INMACULADO se regocija por los VEINTE AÑOS de Mi PRIMERA APARICIÒN Aquí a Mi amado e hijito Marcos, Mi hijito más voluntarioso, Mi hijito más dedicado. Y por todos estos Veinte Años que Mi Corazón Inmaculado Aquí derramó sobre vosotros: Gracias, Mensajes, Bendiciones, Avisos, Señales para que todos vosotros pudieseis encontrar el camino de la Conversión, el camino de la Salvación, de la Santificación y de la Paz.
Mi CORAZÓN INMACULADO se regocija con vosotros, porque en este día el Cielo y la Tierra unidos en una sola Fiesta entonan Conmigo himnos de gloria, himnos de gratitud y de alabanza a la Santísima Trinidad. Que Me permitió quedar Aquí tanto tiempo con vosotros para enseñaros el camino correcto que debéis seguir, para acompañaros durante el caminar en esta vía que lleva al Cielo, para cada vez más ayudaros a desenredar de las insidias, artimañas y trucos que satanás para engañaros y para haceros salid de este camino seguro que conduce al Cielo, para haceros andar por el camino del pecado, el camino del erro, del engaño, del mal que conduce a la eterna condenación y a las tinieblas del Infierno.
Mi CORAZÓN se regocija con vosotros, porque todo el Cielo unido a Mí, trabajando Conmigo estuvo durante todos esos años Aquí en Estas APARICIONES, luchando arduamente por la salvación de todos. Y Nosotros hicimos la Luz del Señor entrar en muchos corazones y hacer en ellos nuestra eterna morada. Para que así en estos corazones y por medio de ellos el plan de salvación del Señor pudiese ser realizado y concluido para el mayor Triunfo de Nuestros Tres Sagrados Corazones Unidos y de la Santísima Trinidad por toda la Tierra.
Mi CORAZÓN se regocija hoy con vosotros, porque tantos corazones Me respondieron “si”, Me entregaron sus vidas y Me hicieron verdaderamente reinar sobre ellos, gobernando su voluntad, gobernando sus vidas, sus familias, deseos y corazones. Y así, verdaderamente Yo pude realizar Mi “Plan Materno” de Amor y de Salvación en las vidas de Mis hijos que dócilmente Me respondieron “si”.
Mi CORAZÓN se regocija con vosotros, porque aunque Yo haya sido rechazada por muchos, traicionada por algunos, expulsada por tantos de Mis hijos que después de conocer Mis Mensajes no quisieron más responderMe “si”, Mi Corazón Inmaculado encontró mucho mayor confortamiento y triunfo en el corazón de Mi hijito Marcos: el más esforzado, el más obediente, el más dedicado a Mí y también en estos Míos que también consagraron sus vidas a Mí Aquí, viviendo con Mi hijo Marcos totalmente para servirMe y en todos aquellos que aunque vivan en un estado de vida diferente Me aman y todo hacen por agradarMe, obedecerMe, servirMe, volverMe conocida y amada por todos Mis hijos.
Mi CORAZÓN se regocija hoy con vosotros, porque gran parte de Mi Plan puedo ser realizado Aquí. Y el Plan para el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado camina a pasos veloces, a pesar de Mi enemigo satanás y de todo aquello que los hombres uniendo Sus fuerzas con las fuerzas de Mi enemigo hacen contra Mí para estropear Mis Planes. Y es por eso que Mis Planes se desarrollan maravillosamente bien en toda la faz de la Tierra. Y en los locales gracias a Mis Apariciones: JACAREÍ, MEDJUGORJE, FATIMA, LOURDES, OLIVETTO CITRA, EL ESCORIAL y tantos otros, Mi Plan se cumple y se concluirá triunfalmente sobre todo y sobre todos.
Por eso Mis hijos, os invito una vez más: Permaneced fieles en el camino de la Santidad a la cual Yo os llamé Aquí. No desaniméis! No dejéis de hacer las Horas Santas de Oración que Yo os mandé hacer, meditad los Mensajes, haced los Cenáculos de casa en casa llevando Mis Mensajes, Mis Horas de Oración y todos Mis Tesoros que aquí en Este Lugar Yo os di al conocimiento de todos Mis hijos lo más de prisa posible.
ANDAD! HABLAD! TRABAJAD! MEDITAD!
No descuidéis de vuestra vida espiritual: de la oración, del retiro, de la meditación, de la oración profunda Conmigo en el silencia y en el recogimiento. Dedicad muchas horas para pasar Conmigo en retiro y meditación. Dedicad también vuestras vidas a llevar Mis Mensajes para salvar las almas de vuestros hermanos, porque de lo contrario vosotros seréis responsables por la pérdida de muchas almas si eso no hiciereis.
Yo estoy con vosotros siempre, no temáis! Permaneced fieles en la Escuela de Oración y Santidad a la cual Yo os llamé Aquí y el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado, Mi Propio Corazón será vuestra herencia y vuestra recompensa final.
A todos en este momento, con Amor, Bendigo generosamente: de LOURDES, de MEDJUGORJE y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos! La Paz Marcos, Mi más esforzado, sacrificado y obediente hijo y servidor.”

MENSAJE DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS:

“- Amados hijos Míos, Mi Sagrado Corazón os Bendice hoy en el Aniversario de las Apariciones de Nuestros Sagrados Corazones a Mi más esforzado y dedicado, siervo e hijo, Mí hijito Marcos.
 
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años de Apariciones, colmándoos de los tesoros de Mi Divina Misericordia, llenándoos cada vez más de Mi Gracia transformadora y purificadora, enriqueciéndoos cada vez más del conocimiento de Mí, de Mi Madre Santísima, de Mi Padre San José, de Mi Propio Padre Eterno dándoos sin medida la Divina y Celestial Sabiduría para volveros verdaderos hijos Míos y para haceros vivir una verdadera vida en Mí, vuestro Dios.
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años! Hizo maravillas portentosas en las almas de todos Mis hijos que fueron dóciles a Mi Sagrado Corazón, que Me respondieron “si”, que se dejaron guiar por Nuestros Tres Sagrados Corazones, formar por Nosotros, que no resistieron a Nuestra Voluntad Santa, que no se apegaron a sí mismos, al mundo y a los amores ilusorios y pasajeros de esta Tierra y en todos aquellos que verdaderamente fueron como un barro maleable y dócil, Yo puede verdaderamente imprimir en esas almas formas admirables y extraordinarias de belleza, perfección y gracia.
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años de Nuestras Apariciones Aquí, elevándoos a una altura inmensa de conocimiento de Mi Voluntad, de conocimiento de la Verdad, de conocimiento de Mi Sagrado Corazón, del Corazón de Mi Madre y de Mi Padre San José. Y también os llenaron de una gran y profunda meditación y conocimiento de vuestra propia miseria, de vuestra propia nada, poniéndoos siempre prevenidos contra vosotros mismos y colocándoos siempre en guardia contra todas las tentaciones de Mi enemigo que bajo engañosas apariencias de bien pretenden infiltrarse en vuestras almas y corazones para comenzar a solapar la edificación espiritual de la Santidad que Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES comenzaron a construir en vosotros. Así, poniéndoos siempre prevenidos contra vosotros mismos y contra toda insidia de satanás Nosotros os hicimos guerreros fuertes, centinelas siempre despiertos, siempre fieles, vigilantes, prontos para reconocer al enemigo, la tentación así como él comience a despuntar sobre los montes a querer aproximarse de vuestras almas. Para que así pudiésemos desterrarlo, derrotarlo, expulsarlo antes que él pudiese acercarse a vosotros, herir vuestras almas, infiltrarse en ellas con el pecado hasta hacer destruir el Edificio Espiritual de vuestra Conversión y Santificación que Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES hace Veinte Años están Aquí edificando en vosotros.
Así Mis hijos, Nosotros os enseñamos a vigilar siempre y a manteneros siempre en guardia contra vosotros mismos, contra vuestro amor propio, contra el demonio, las tentaciones y el mundo. Para que así, nada sacuda la fundación, el cimiento de la edificación espiritual que Nosotros estamos construyendo en vosotros.
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años Aquí, volviéndoos cada vez más flores perfumadas de pureza, de inocencia, de oración, de virtudes, de gracia divina. Para que así vuestro perfume pudiese llegar hasta el Trono de Mi Padre Celestial en el Cielo y agradar a Su Santísimo Corazón, llenarLo de alegría y satisfacción, consolarLo en Su gran tristeza por tantos pecados y desobediencias de la humanidad y también transformaros en un bellísimo templo para Mi Espiritu Santo, donde Él puede habitar, donde El puede obrar, donde Él puede realizar en vosotros las mayores maravillas de Su Amor y de Su Gracia siempre, en todo momento, sin resistencia, ni encontrar rival alguno contra Él dentro de vosotros.
   
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros Aquí en estos Veinte Años, dándoos cada vez más el gusto por las cosas del Cielo, el gusto por la Oración, haciéndoos comprender Mis Palabras, haciéndoos cada vez más amar estas Palabras, haciéndoos cada vez más deplorar el mundo, el pecado y vuestro amor propio y buscar cada vez más Mi Voluntad, Mi Amor para vivir cada vez más conforme Mi Espíritu, conforme Mi Divino Beneplácito y Designio.
Así, Mi CORAZÓN SAGRADO,  Mi Corazón inflamado de Amor por vosotros, os hizo cada vez más llegar cerca de Él mismo, del Corazón de Mi Madre, del Corazón de Mi Padre San José hasta haceros arder con las Llamas de Amor que de Ellos salen, para inflamaros, para quemaros, para consumir en vosotros todo lo que es terreno, todo aquello que es carnal, todo aquello que es bajo para elevaros a todo aquello que es sublime, alto y digno de Mí. Así, en vosotros las obras más extraordinarias de Gracias fueron hechas y Mi Nombre finalmente en vosotros es glorificado a la vista de todos los Ángeles y Santos del Cielo.
A todos vosotros en este momento Mi SAGRADO CORAZÓN da la Paz, da la Indulgencia Plenaria y os digo: Continuad en la Escuela de Santidad de Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES UNIDOS, haciendo todo cuanto Nosotros Aquí os enseñamos y mandamos. Para que verdaderamente la obra que comenzamos en vosotros pueda ser concluida en breve con alabanza para mayor glorificación de Mi Nombre y para mayor exaltación de la Verdad Católica sobre todos los pueblos, sobre toda la humanidad.
A todos en este momento Bendigo generosamente de PARAY-LE MONIAL, de DOZUE y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos. La Paz Marcos, Mi más esforzado y sacrificado hijo.”

MENSAJE DEL AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

“- Amados hijos Míos, Mi Amantísimo Corazón se regocija también hoy con vosotros, por los Veinte Años de Nuestras Apariciones Aquí y os dan Nuestra Paz!
Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN nunca os dejó durante todos esos años, siempre estuvo con vosotros y fue el Sol luminoso que todos los días iluminó vuestras almas por medio de Mis Mensajes y de Mi HORA SANTA todos los Domingos, guiándoos cada vez más por el camino del Perfecto Amor al Señor, de la imitación de Mis Virtudes y del Perfecto Amor, de la perfecta correspondencia al Divino Beneplácito del Altísimo.
Mi AMANTÍSIMO CORAZÒN fue el Sol luminoso, que os iluminó en los momentos difíciles dándoos Paz en las aflicciones, serenidad en las tribulaciones, confianza en las incertidumbres, esperanza contra todas las apariencias contrarias, contra toda falta de esperanza. Dándoos alegría en la tristeza, alivio en el sufrimiento, luz en las dudas, valentía ante los desafíos y sacrificios que tuvisteis que hacer. Para que así, verdaderamente, cada día de vuestra vida pudiese haber sido realizada la Divina Voluntad del Altísimo, tal como Él quería y esperaba de vosotros y así vuestras almas pudiesen superar todo, vencer todo, alcanzar todos y en todo ser fieles al Señor.
Mi AMANTÍSIMO CORAZÒN fue el Sol luminoso, que os confortó en el momento del abandono, soledad, incomprensión, persecución, de duda, de aflicción de espíritu y desánimo. Y os hizo caminar cada vez más veloces, firmes, decididos, constantes y perseverantes por “la vía de la Santidad” a la cual Nuestros Tres Sagrados Corazones os llamaron Aquí en Estas Apariciones. Y así, verdaderamente, en vosotros y por medio de vosotros se hizo siempre el Designio del Señor.
Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN fue vuestro refugio en todo momento, alimentándoos cada vez más con el Pan de la Santa Palabra Celestial, descansándoos cuando estaban cansados de la lucha por la Salvación de las almas y por la Salvación de vuestra propia alma.
Mi CORAZÓN fue oasis para saciar vuestra inmensa sed de amor, para refrescaros, refrigerar cada vez más con las dulzuras de Mi Amor Paterno cuando tantas veces vosotros estabais casi a desfallecer y a sucumbir bajo el peso de la cruz. Así Mi Corazón fue siempre un Sol luminoso, caliente, que os calentó, os iluminó, os amó y os acompañó en todo momento de vuestra vida en estos Veinte Años de Nuestras Apariciones Aquí!
Mi CORAZÓN AMANTISIMO fue el Sol luminoso, que para todos brilló indistintamente y aunque algunos no haya querido seguir el brillo de Mi Luz y caminar por la vía a la cual Yo os llamé, muchos otros hijos Míos Me consolaron con su “si”, con su entrega total a Mi y con su total dependencia de Mi Providencia Paterna, de Mi Amor, dejándose cada vez más: formarse por Mis Mensajes, enseñar por Mi Amantísimo Corazón, cargar en Mis Brazos y siempre más dejarse moldear por Mi acción amorosa! Así, Aquí en Este “Lugar Sagrado”, Mi Amantísimo Corazón brilló y brillará todavía más para mayor Triunfo de Nuestros SACRATÍSIMOS CORAZONES para bien de vuestras almas y para bien de toda la humanidad. Y en vosotros en quien Me complazco, en quien encuentro acogida, respuesta, docilidad y obediencia Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN todavía hará grandiosas maravillas por el “tiempo” que está por venir. Por eso, Mis hijos, continuad cada vez más firmes, cada vez más perseverantes en el camino al cual Yo os llamé a siguirMe junto al Cielo, rumbo a Dios.
Continuad con todas las Oraciones que Nosotros os dimos Aquí, porque ellas son una verdadera, perfecta, completa y la más sublime “Escuela de Santidad”, que Nuestros SAGRADOS CORAZONES UNIDOS dieron al mundo.
Aquí en Este Lugar Sagrado Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES Triunfarán y en Este Lugar, que es el que Nosotros más amamos de toda la humanidad pondremos Nuestros Tres Tronos Gloriosísimos que derrumbarán los tronos impíos del demonio, del pecado y del mundo, con sus fuerzas anti-cristianas y contrarias a Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES.
Y Aquí Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES clamarán Victoria y entonarán el Himno del Triunfo delante de todos los pueblos y toda la humanidad.
ESPERAD Y CONFIAD QUIEN VIVA VERÁ! Y QUIEN A MI LADO ESTÉ TAMBIÉN Con NUESTROS TRES SAGRADOS CORAZONES TRIUNFARÁ!
A todos en este momento Bendigo generosamente y especialmente a ti Mi hijito Marcos, el más sacrificado, el más esforzado de Mis hijos.”