Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

martes, 1 de noviembre de 2011

Mensajes Enero-2007

01/01/2007 -  Mensaje de María Santísima:
“Hijos queridísimos, en este nuevo año Yo me presento nuevamente a vosotros como Reina y Mensajera de la Paz. Continuaré viniendo y trayendo Mensajes de Paz, de Oración, de Conversión, de Penitencia, de Santidad, de Obediencia… de Obediencia al Señor. En este año quiero conducirlos como nunca a la Santidad. Quiero elevarlos a un grado muy alto de Santidad. Si ustedes, hijos Míos, no Me estorbaren y si no Me ofrecieren resistencia, Yo… Yo os elevaré a un alto grado de Santidad. No tengáis miedo de los sufrimientos, ni de las pruebas que quizás tuvieren en este año, pues Mi Corazón… Mi Corazón, que es vuestro Escudo, siempre os defenderá, como hasta hoy os defendí. Con el Santo Rosario, vosotros venceréis todas las pruebas, todos los sufrimientos. Con el Santo Rosario alcanzaréis muchas Gracias y hasta Milagros, si lo rezares con fe, con amor, con perseverancia y en completa conformidad  con la Voluntad del Altísimo y la Mía. Yo deseo de vosotros, hijos Míos, en este año, grandes cosas. Espero de vosotros muchos sacrificios, mucha oración, mucha divulgación de Mis Mensajes, mucha divulgación del Rosario Meditado, de la Hora de la Paz, de la Hora de San José, de la Hora del Espíritu Santo, … de Mis Mensajes, de Mis Apariciones. Deseo  de ustedes una gran valentía. Deseo un gran amor, una gran confianza, una gran entrega, una gran consagración de cada uno a Mi Inmaculado Corazón. Trabajad arduamente, sin nunca desanimaros, ni cansaros, pues Mi Victoria es segura y próxima, pero todavía no fue alcanzada. Por eso, hijos queridísimos, trabajad sin descanso para el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón. A todos dejo la Paz.”

Mensaje de Santa Águeda:
 “Hermanos queridísimos, Yo, Águeda sierva de Dios y de María Santísima, os amo, os defiendo, os guardo y os guío. Sed Santos… buscad la perfección… amad a Dios… con el corazón puro, bueno e inocente. Amad a Dios, desinteresadamente. AmadLo más que a las personas que amáis. AmadLo más que a vosotros mismos. AmadLo más que a todo lo creado. Sed firmes y fieles al Señor. Os Amo mucho y mucho quiero ayudarlos. Rezadme siempre, pedid Mi ayuda y la tendréis. En los momentos de sufrimiento, dificultad o tentación invocadme, y veréis como triunfaréis sobre los sufrimientos y las tentaciones, pues Yo os ayudaré… A Mí fue confiada por el Señor y por la Madre de Dios la tarea de defender a sus siervos, sobretodo a los jóvenes. Rezad, y Yo seré siempre vuestra amiga, compañera y defensora. La Paz”

Mensaje de Santa Inés:
 “Hermanos queridísimos, Yo, Inés sirva del Señor y de la Madre de Dios, os doy hoy Mi Amor y Mi Paz. Vengo del Cielo para ofreceros Mi Ayuda, Mi Protección y Mi Luz. Estoy en las mayores alturas del Paraíso, bien próxima a la Madre de Dios y de la Santísima Trinidad. Puedo ayudarlos mucho y quiero hacerlo, pero la condición es que pidáis Mi intercesión, Mi Protección y Mi Ayuda. Sed fieles a la oración del Rosario Meditado que Marcos hace, pues es el Rosario que más glorifica a la Madre de Dios y a la Santísima Trinidad, pues en él el hombre oye la voz de la propia Madre de Dios en Sus Mensajes para enseñarlo, amonestarlo, advertirlo, censurarlo, animarlo, iluminarlo y disciplinarlo. Sed fieles en la Trecena, en la Setena, en la Hora de San José, del Espíritu Santo, en la Hora de la Paz. Sed fieles a todas esas Oraciones que los Sagrados Corazones aquí os dieron y que Marcos hace y da para ustedes. Esas Oraciones son el alimento fuerte, santo y saludable y siempre conservará vuestras almas en perfecta salud espiritual. Aquel que rece y fuere fiel a esas Oraciones, nunca sufrirá de ninguna enfermedad espiritual… ¡nunca!...Y si, por ventura, alguna vez tuviera la infelicidad de adolecer espiritualmente, rápidamente se levantará y volverá de nuevo a la salud espiritual. Yo, Inés, soy vuestra hermana y amiga. Quiero, puedo, y debo ayudarlos. Pero rezadme, invocadme en los sufrimientos, en las dificultades y Yo seré como un “muro de protección” a vuestro alrededor para defenderos de los ataques de satanás, de las tentaciones, de los malos pensamientos, de los malos deseos… y os defenderé, os daré fuerzas en los momentos de prueba. Hermanos queridísimos, tened una devoción profundísima a la Santísima Virgen, pues Yo os digo: fue esa devoción que me dio fuerzas para vencer todos los sufrimientos y martirios y alcanzar el Cielo, donde estoy ahora, feliz para siempre. Yo os digo: de nada vale al hombre poseer todo si no posee la verdadera devoción a la Madre de Dios. Por eso amadLa, amadLa mucho, seguros de que jamás, jamás venceréis a Nuestro Señor Jesucristo en Su Amor a la Santísima Virgen, pues Él fue el que más La Amó. Por eso, nunca penséis que ya La amáis bastante o hasta que La amáis demasiado. ¡No! Nadie jamás amará a la Santísima Virgen más que Jesús. Por eso, por eso amadLa mucho, amadLa de tal forma, que para vos amarLa sea más precioso que la propia vida. AmadLa y antes desead perder vuestra propia vida que perder vuestro amor y devoción por Ella. Meted la devoción a la Santísima Virgen dentro de vuestro corazón; cerradlo con llave y lanzad la llameen mis manos para que yo la guarde de forma que el demonio nunca pueda perjudicar, debilitar o destruir ese amor y esa devoción a la Madre de Dios dentro de vuestros corazones. A todos, la Paz”. 

14/01/2007 - Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo:
 “Hijos Míos, Yo Jesús, El Sagrado Corazón os bendigo una vez más y os digo: Sed fieles a mí y a Mi Madre aunque todos se coloquen contra vosotros por causa de vuestra fe y de vuestra obediencia para con nosotros.  No seáis cobardes hijos Míos, sed valientes, sed fieles… Sed siempre leales. En verdad Yo os digo: Muchos en el Juicio, llegarán delante de Mí y Me dirán: Señor, heme aquí. Y Yo les diré: ¿quién eres tú? Y el alma Me dirá: Soy yo Señor, aquel que os comulgaba todos los días en la Eucaristía, aquel que no salía de Vuestros Sagrarios y de Vuestra Presencia. Más Yo diré a aquel alma: No os conozco. ¡Apartaos de Mí! ¿Por qué hijos Míos? Porque estaban todos los días comulgando y al mismo tiempo Me perseguían en Mis Apariciones con Mi Madre, con Mi Padre José y Mi Espíritu Santo.
Me comulgaban e iban a negarMe, a negar Mis Apariciones. Comulgaban e iban a esparcir en las almas la tiniebla de la apostasía, de la falta de fe, de la duda y de la desobediencia a Nuestros Mensajes. Comulgaron en vano. Me adoraron en vano… porque Yo no conozco estas almas. Y diré esto a ellas cuando ellas llegaren delante de Mí. Quedad sabiendo que las oraciones, adoraciones y hasta las comuniones de aquellos que niegan Mis Apariciones, Mis Mensajes con Mi Madre y Mi padre San José, las oraciones de esas personas son obras muertas. No tienen valor, porque ellas ya cometieron pecado contra el Espíritu Santo. Dios no piensa como los hombres piensan. Y Yo no puedo aceptar que un alma primero Me bese y después Me venda y Me traicione cuando sale de la Iglesia y persigue Mis Apariciones. No puedo tolerar tal cosa. Soy el Dios de la Justicia y no puedo aceptar la menor traición, la menor duplicidad y la menor perfidia del corazón. Por eso os digo: Acautelaos de cometer pecado contra el Espíritu Santo. Acautelaos de negar y perseguir Nuestras Apariciones y preveniros también de quedar en aquella posición neutra, de no perseguir pero también no obedecer porque tanto unos como otros vomitaré de Mi Boca y lanzaré en las llamas eternas. Yo, El Señor no permito el menor desorden, la menor duplicidad, no permito la menor falsedad en Mi Presencia. Si queréis, pues, que vuestras comuniones sean verdaderamente provechosas para vosotros, que ellas sean saludables y salvadoras para vosotros entonces hacedlas en perfecta obediencia a Mis Mensajes y dispuestos a hacer el sacrificio hasta incluso de eso si un día fuera necesario para  quedar y defender la verdad de Nuestros Mensajes. Para quedar con Nosotros a nuestro lado. Si queréis que vuestras oraciones verdaderamente os sean buenas y aprovechables, entonces, permaneced en la obediencia a Nosotros así vuestras oraciones serán realmente saludables, de lo contrario, sólo servirán para aumentar los motivos de vuestra condenación.  Yo el Sagrado Corazón tengo que deciros esas verdades duras pero si no os digo, vosotros perdéis hijos Míos, porque sois un poco flaqueza, de cobardía y fácilmente quedáis indecisos, traicionas a Mí y a Mi Madre y todavía vosotros os engañáis creyendo que Yo recibo las oraciones de quien ya Me Crucificó, de quien ya Me persiguió con Mi Madre en Nuestras Apariciones. Sois tan tontos hijos Míos, y si Yo no los instruyo y no os enseño la Verdad y lo que Me agrada, erráis, tropezáis y caéis sin número de veces. Por eso, os digo esto con toda complacencia y bondad de Mi Corazón. No para molestaros sino para haceros entender, hijos Míos, que Dios no piensa como los hombres y si los hombres dicen por ahí que no es necesario ser fiel a Nuestras Apariciones, que basta continuar comulgando, rezándoMe en la Iglesia y persiguiendo Mis Apariciones al mismo tiempo y que aún así tendréis el Cielo! Si los hombres dicen y enseñan eso es por cuenta propia de ellos, pues YO nunca autoricé a nadie a decir semejante perfidia y semejante mentira, YO Os quiero obedientes a NOSOTROS. Continuad divulgando los Mensajes, pues es necesario que se salve por lo menos un tercio de la humanidad y no hay todavía ni un tercio de personas convertidas. Continuad trabajando por la divulgación de los Mensajes, pues solamente ellos con las Oraciones que Nosotros dimos aquí, la Hora de la Paz, la Hora de San José, la Hora del Espíritu Santo, el Rosario Meditado y las demás Oraciones podrán salvar este mundo. Hijos Míos, ¡la Paz! ¡Quedad en Mi Paz!”

14/01/2007 -  Mensaje del  Divino Espíritu Santo:
“Marcos, Mi querido hijo, Mi bien amado, Yo te bendigo hoy nuevamente con toda suerte de bendiciones celestiales de Mi Amor. Ven, sé Mi Eco. Sí Mi continuación en la Tierra. Haz que Mi Voz en tu voz se propague y alcance todos los corazones que aún no Me conocen y no Me aman. Amado Mío, ven… comunica Mi Voluntad y Mi Palabra, Mi Amor y Mi Poema… Mi Canción de Amor y de Bondad para todos estos hijos Míos. “
“Queridos hijos, Yo, el Amor en Persona, Vuestro Dios, os llamo y os invito a abrir vuestro corazón a Mí. ¡Un alma que no obedece Mis Mensajes y todavía dice que me ama, miente! ¡Ella no Me ama! El que guarda Mis Palabras, el que obedece Mis Mensajes ese es el que Me ama. No seáis incoherentes hijos Míos. Lo que vuestra boca habla, que vuestros actos lo cumplan y lo confirmen. Si vuestra boca habla una cosa, si vuestra boca dice que Me obedece y que cumplirá Mis Mensajes pero vuestra vida muestra otra cosa, sois mentirosos. Te mientes a ti mismo y a los otros, a Mí no me mentís porque Yo conozco lo oculto y sondeo aquello que está dentro de ti.  Por eso, os digo hijos Míos: SED SANTOS. SED VERDADEROS Y OBEDECED MIS MENSAJES. Yo, ofrezco Mi Amor todos pero os digo que la mayoría prefiere el falso amor del mundo y de las criaturas. Por algunos segundos de ilusorio amor, por algunos minutos de placer pasajero, por algunos minutos de fama, de gloria y estima humana, por algunos instantes de satisfacción propia, por algunos terrones de bienes pasajeros y caducos, desprecian Mi Amor Eterno, Inmutable, Insondable, Ilimitado, Infinito, Justo, Piadoso, Misericordioso, Compasivo. Oh, ¿cómo pueden los hombres de esta generación darse a semejante locura? ¿Cómo pueden los hombres de esta generación darse a tal bajeza? ¿Cómo pueden los hombres de esta generación darse a tal perfidia al punto de despreciar Mi Amor por una vanidad  y que además no les traerá ningún bien, sólo les traerá males y la condenación Eterna?
Mi Amor es pisoteado por Mis criaturas. Cuántos son los que Me dicen: Señor, Señor pero no Me tienen. Yo no estoy en ellos, porque ellos no están en Mí. Yo no habito en ellos, porque en ellos no habita Mi Esposa Celestial María. Si Ella habitase en ellos La amarían y obedecerían los Mensajes de Ella, y se Ella habitase en ellos Yo también habitaría pues dónde está María allá también estoy Yo. Dónde no está María, no estoy Yo. Solamente Ella es Digna de poseerMe en la Tierra y los que Me poseyeren en esta Tierra solamente Me podrán poseer en María, con María y por María, o sea, si María vive y reina en el alma, en el espíritu y en la voluntad de ellos. Mi Amor se da, se dona, os busca con una fuerza violenta, pero no Lo recibís. Yo vine para lo que era Mío. Yo vine para Mi pueblo, pero los Míos no Me recibieron. Si Me hubiesen recibido, habrían obedecido Nuestros Mensajes desde el principio hasta hoy. Pero no Me recibieron. Me despreciaron. ... Yo busco amor… DadMe aunque sea una chispa de amor puro y Me poseeréis y Yo Me entregaré a vosotros complaciente y compasivo. DadMe aunque sea una chispa de amor, para aplacar las llamas ardentísimas que Me consumen en Amor y Piedad para con vosotros. DadMe aunque sea una chispa de amor, para aplacar el Fuego,  el ardor de las llamas del deseo de unirMe a vosotros que Me consumen, que consumen a Vuestro Dios. DadMe una chispa de amor, sólo una chispa,  volveos capaces de darMe por lo menos una chispa de amor. Pedid a Mi Esposa Celestial María y a Mi Amado José que os enseñen a tener por Mí al menos una chispa de amor. Solamente Ellos os pueden enseñar y sólo os enseñarán si recurrís a Ellos humildemente, contritamente y sinceramente. ¡Yo quiero amor! Yo vine a este lugar buscando amor. Yo vine a hacer de este lugar Mi nido de amor donde Yo pueda unirMe con Mis simientes. Con Mis hijos, con Mi descendencia y complacerMe en ellos y ellos en Mí. Y en cuanto Yo no obtenga eso por Mi Gloria, Oráculo del Señor, Yo os digo: NO ME APARTARÉ DE VOSOTROS Y DE ESTE LOCAL QUE ME ES TAN QUERIDO COMO A MI PROPIA GLORIA”.
 
14/01/2007 - Mensaje de Nuestra Señora:
 “Hijitos, Soy la Señora del Rosario de la Paz, Soy vuestra Madre. Os bendigo hoy nuevamente hijitos. Mi Corazón se estremece de alegría por veros hoy aquí en tan gran número. Gracias por haber venido. Mi Amor de Madre durará por los siglos de los siglos. … Mi Amor es Eterno. Venid a Mí hijos Míos. … Reposad en Mi Corazón y os digo que se vinieres a Mí con fe y confianza, os daré a probar un plato singular del Conocimiento de Mis Privilegios, de Mis Virtudes, de Mi Gloria que el Señor oculta a aquellos que no Me aman pero que los revela en gran escala a todos aquellos que verdaderamente Me quieren y Me desean. A todos hoy bendigo, os  bendigo. ¡La Paz!”

20/01/2007 - Mensaje del Espíritu Santo:
 “Veo que están cansados. Os hablaré brevemente. Descansad en Mi Amor. Reposad en Mi Amor. Restaurad las fuerzas en la Fuerza de Mi Amor. Adormeced en la Paz de Mi Amor. Bienaventurada el alma que no tropieza en Mi Amor y que no se ofende en Mí. Mi Amor sobrepasa de lejos todo lo que el corazón del hombre pueda anhelar. Feliz quien sepa encontrar la puerta.” (Relato de Marcos: En seguida que habló conmigo, me bendijo y desapareció).

22/01/2007 - Angel Keryel:
“Marcos, Yo Soy el Ángel Keryel. Yo vengo para traer nuevamente la Luz y la Paz a vuestros corazones. El Amor del Señor es suave y dulce al alma que lo encuentra. Él hace al alma ver claramente todas las cosas, él hace desabotonar hacia los rayos de la Gracia Divina como las flores al sol en la primavera. El amor hace al alma percibir la presencia dulcísimo de Dios en los acontecimientos y hasta en los sufrimientos, volviéndolos dulces, aunque sean dolorosos. El amor hace al alma soportar lo que es difícil,  trascender lo intrascendible y alcanzar lo imposible. El amor jamás será vencido. El amor jamás acabará Marcos, la Paz. Amado Mío, la Paz”  (Relato de Marcos: En seguida que habló conmigo, me bendijo y desapareció).

23/01/2007 - Mensaje del Espíritu Santo:
“Hijo, sé Mi eco. Propaga Mis Mensajes. Continúa a hacer resonar Mi Voz. Mi Amor desciende hasta el fondo de vuestro abismo de miseria para alcanzaros. Mi Amor se olvida hasta los disgustos y ofensas que Me hiciste para alcanzaros y ofreceros Mi Amor y Mi Divina Amistad. Pero, en la mayoría de las veces, Me despreciáis, y entonces, nadie Me consuela. Se no Me abrieres la puerta de vuestro corazón, Mi gracia no podrá salvaros. El amor que es verdadero es rápido y pronto en la respuesta, como fue el de María en la Anunciación, y no espera oír Mi Voz una segunda vez, sino, antes, se adelanta con la respuesta. El amor no pide tiempo para calcular, pues simplemente no sabe hacer eso. La Paz” (Relato de Marcos: En seguida que habló conmigo, me bendijo y desapareció).

28/01/2007 - Mensaje de Maria Santísima:
“Amados hijos, hoy agradezco a ustedes por haber venido, continúen rezando todas las Oraciones que YO les di y les mandé. Se aproxima el Aniversario de Mis Apariciones aquí, recen, recen para obtener la Gracia de renovar la Conversión de cada uno en el día del Aniversario de Mis Apariciones.
Mi Amor hizo cosas grandiosas aquí, a lo largo de estos años y todavía hará muchas otras cosas grandes, si ustedes fueren dóciles y mansos a Mi Acción Materna.
Deseo que cada uno de ustedes profundice la Verdadera Devoción a MÍ, a los ÁNGELES, a MI ESPOSO SAN JOSÉ, al ESPÍRITU SANTO, a MI HIJO, a DIOS. Para eso relean todos los Mensajes hasta el Aniversario de las Apariciones por lo menos “Tres Mensajes por día”, si ustedes lo hicieren hijo Míos, verdaderamente, en el día del Aniversario de Mis Apariciones YO podré realizar en ustedes una gran transformación. Deseo que para el Aniversario de la Apariciones también se preparen, con una semana de renuncias personales que ustedes mismos podrán escoger lo que renunciarán. Así, hijos Míos, ustedes verdaderamente purificarán sus corazones para el día de Mi Fiesta, y en aquel día estarán más lindos, más puros, más abiertos y más desapegados de las cosas de la Tierra, y por lo tanto, más abiertos y más preparados para recibir las cosas del Cielo. A todos hoy Bendigo.