Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

sábado, 31 de diciembre de 2011

 Mensaje de María Santísima


“Mis hijitos, hoy Yo vengo nuevamente a Bendeciros, Yo vuestra Madre del Cielo y a deciros:
VIVID CADA VEZ MÁS EN LA GRACIA DE DIOS.
Sed vosotros Mi Nueva Gruta de Massabielle, donde Yo pueda verdaderamente manifestar Mi Amor, Mi Misericordia y M Paz, dándoos cada vez más la Gracia del Señor, la Luz del Espíritu Santo para transformaros en grandes Santos como Yo hice con Mi hijita Bernardita.

Sed Mi Nueva Gruta de Massabielle, viviendo cada vez más en profunda Oración, en profunda atención de Mis Mensajes, docilidad a Mi Voz, correspondencia a Mi llamado Materno, para que así en vosotros Yo pueda cada vez más manifestar Mi Gracia, obrando por medio de vosotros para la Salvación de Mis hijos. Y a través de vuestras palabras, ejemplos y obras Yo pueda darles a todos ellos, especialmente a Mis hijos más alejados de Mí, Mi Amor que Salva, Mi Dulzura que Cura, Mi Palabra que reedifica y reconstruye todo aquello que satanás destruyó. Para que así, Yo pueda nuevamente rescatar a Mis hijos del fangal de pecado donde ellos están y pueda reconducirlos a todos por un camino nuevo, el de la Conversión, de la Gracia y de la Santidad hasta hacerlos llegar a DIOS.

Sed Mi Nueva Gruta de Massabielle, dejando chorrear de vuestros corazones Mi Paz, exactamente como Yo hice chorrear en la Gruta de Massabielle de Lourdes Mi Fuente Milagrosa. Así Mis hijos, si vosotros dejareis chorrear de vuestros corazones Mis Mensajes transformados en amor y vida, muchas almas que están vagando en el desierto de este mundo con el alma reseca, sin Amor, sin Paz y sin Fe podrán encontrar en vosotros el Agua que quita la sed, el Agua de la Gracia que purifica, la Gracia del Amor de DIOS que Cura y Salva el alma de Mis hijos pecadores. Entonces, Yo podré vivir en vosotros y permanecer para siempre en vosotros, exactamente como permanecí para siempre en Mi Gruta de Massabielle.

Finalmente, sed Mi Nuevo Santuario donde Yo puedo verdaderamente Reinar, Amar, Curar y Salvar a todos Mis hijos por medio de vosotros.   

Sed Mis Nuevas Ciudades Santas, donde Yo pueda Reinar como Señora Absoluta de toda vuestra vida, pueda estar con vosotros siempre y vosotros podáis seguirMe por el Camino de la Santidad que Yo os señalé.

Durante todo este año estuve con vosotros junto a vosotros todos los momentos, de Alegría y de Sufrimiento y continuaré con vosotros Mis hijos, porque Soy vuestra Madre y vine para conduciros a Mi Hijo Jesús por el Camino de la Santidad y de la Salvación que es estrecho y apretado, pero que es el Camino de la Vida.

Continuaré con vosotros para enseñaros a Amar cada vez más, a Rezar cada vez más, a superar todos los sufrimientos con la Fe en DIOS y a llegar victoriosos en el Día Glorioso del TRIUNFO DE MI CORAZÓN INMACULADO.

Yo estoy con vosotros siempre! Continuad rezando todas las Oraciones que Yo os di Aquí y Yo os acompañaré cada vez más en el Camino de la Vida, de la Gracia y de la Virtud.

A todos vosotros Bendigo en este momento, de LOURDES, de MONTICHIARI y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos! La Paz Marcos, el más esforzado de Mis hijitos.”

MARCOS: Que alegría poder volver a veros de nuevo!


Mensaje de Santa Lucia (Luzia de Siracusa):



“- Marcos, Eu, LUCIA, LUZIA de SIRACUSA, vine con la Madre de DIOS hoy a Bendecir a Bendecir una vez más.
Te he favorecido mucho, incluso con Milagros físicos durante todo este año y te seguiré ayudando, protegiéndote y Bendiciéndote siempre.

Eres Mi verdadero devoto, Mi verdadero alumno y discípulo y Me has verdaderamente vuelta muy amada, conocida e imitada por las almas que ven el video que tú hiciste de Mi Vida.

Cuántas y cuántas almas por conocerMe ahora, por amor a Mí quieren también dar sus corazones a Jesús y a María como Yo di y seguir por el camino de la Santidad, del Amor, de la Pureza, de la Perfección Espiritual, de la Caridad, y así subir día tras día los escalones de la escalera de la Santidad.

Vengo a decir a cada uno de vosotros:

ABRID VUESTROS OJOS!

Abrid vuestros ojos para el Amor de DIOS, que desde lo alto del Cielo se derrama para vosotros Aquí con tanta abundancia, que si las generaciones del pasado pudiesen vivir hoy, sólo para estar Aquí como vosotros estáis ellas darían todo, aceptarían sufrir todo para poder tener la Gracia de estar un única vez Aquí y vosotros tenéis la Gracia de poder estar Aquí con Nosotros los Santos, con la Madre de DIOS, con Nuestro Señor tanto cuánto deseareis.

Mirad a este Amor de DIOS que tanto os favoreció, que tanto os benefició. Mirad cuántos Tesoros Admirables vosotros conocisteis Aquí, vosotros aprendisteis Aquí y cuánta Luz y cuánta Paz el Señor lanzó en vuestras almas Aquí.

DadLe Gloria por eso, AlabadLo y amadLo, porque la Bondad de ÉL para con vosotros fue inmensa e ilimitada.

Abrid vuestros ojos para el Amor de DIOS, que Aquí no miró vuestros pecados, vuestros defectos y vuestra indignidad, sino antes miró vuestra miseria con Amor, os atrajo hacia el Corazón de ÉL, Su Corazón Divino por medio de María Santísima, del Amor de Ella, de los Mensajes de Ella. Y Aquí DIOS Nuestro Señor os volvió tan ricos de Su Gracia, tan ricos de Su Amor, de Su Sabiduría, de Su Luz y Conmigo dadLe Alabanza y Gloria porque verdaderamente en esta ESCUELA DE SANTIDAD, el Señor os ha hecho aprender aquello que Le agrada, aquello que ÉL Ama, os ha enseñado a deplorar, a detestar aquello que a ÉL no Le gusta, aquello que ÉL no quiere. Y vosotros continuado siendo dóciles a Su Voluntad llegaréis a aquella Santidad consumada que ÉL quiere para vosotros, que ÉL espera de vosotros, que os volverá un perfecto reflejo de la Santísima Trinidad, de la Pureza de María Santísima y de San José que os volverá semejante a los Ángeles.

Abrid vuestros ojos para la Misericordia de DIOS, que no Se cansa de levantaros del pantano del pecado donde vosotros tantas veces os lanzáis voluntariamente por vuestros pecados, que os levanta siempre cuando tropezáis, que os cura siempre que satanás os golpea, siempre que los hombres malos os alcanzan y os hacen sentir el aguijón del dolor y Aquí el Señor y la Madre de DIOS siempre os han curado, siempre os han aliviado, siempre os han dado nueva salud y alegría espiritual.

Así, Mis amados hermanos, Aquí camináis todos los días en la Santidad y en el Amor, en la Gracia y en la Paz. Y todos los días podéis probar, sentir, como Yo sentí mientras vivía en la Tierra cada día cuánto el Señor es Bueno, Eterna es Su Misericordia, y cuánto la Madre de DIOS Ama a cada uno de vosotros y jamás os abandonó.

Yo, LUCÍA, LUZIA, estoy con vosotros para abriros los ojos siempre, para haceros percibir cada vez más la grandeza del Amor de DIOS y para ayudaros a ser siempre aquellas Ciudades Santas, Místicas, Puras, de Santidad abrasadora en las cuales DIOS vive, DIOS obra, DIOS reina, DIOS puede cada vez más verse amado, seguido, obedecido, escuchado, adorado. En vosotros la Madre de DIOS se siente consolada y Yo estoy siempre muy cerca de vosotros, para ayudarles a ser aquellos Ángeles consoladores que Yo misma fui del CORAZÓN DOLOROSO Y INMACULADO DE MARÍA.

Yo, LUCÍA, os cubro con Mi Manto todos los días y os acompaño en cada paso vuestro, para protegeros, guardaros, levantaros cuando sufrís o caes.
Con vuestras manos firmemente puestas en Mis Manos jamás os perderéis, jamáis pereceréis.
Continuad con todas las Oraciones que Aquí los SAGRADOS CORAZONES UNIDOS os dieron. Os agradezco por acordaros de Mí, por haber venido ya hoy a celebrar Mi Fiesta. Así como Bendigo el Pueblo de SIRACUSA que hace 1700 años nunca Me olvidó, también a vosotros que nunca os olvidáis de Mí Bendigo generosamente y digo:
AMAD! AMAD! AMAD!
REZAD! REZAD! REZAD!
LA ORACIÓN Y EL AMOR JAMÁS TENDRÁN FIN.

A todos en este momento, Bendigo generosamente y especialmente a ti Marcos, uno de los más ardientes dentro de Mis devotos, perfecto discípulo e imitador Mío y a todos que en este momento Me escuchan Bendigo generosamente, de SIRACUSA y de JACAREÍ. La Paz!”