Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

jueves, 3 de mayo de 2012

15.04.2012 -CENÁCULO DE LA FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA MENSAJE DEL SAGRADO CORAZÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y DE SANTA FAUSTINA KOWALSKA

(Vídeo de esta Aparición: http://pt.gloria.tv/?media=279808 )

MENSAJE DEL SAGRADO CORAZÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO:

“- Mis amados hijos, hoy, en la FIESTA DE MI DIVINA MISERICORDIA MI SAGRADO CORAZÓN viene a Bendeciros y a daros la Paz!
EL OCÉANO DE MI MISERICORDIA es tan grande que un alma ni que tuviese mil vidas, podría conocer toda la extensión del OCÉANO DE ESTA MISERICORDIA. Ni incluso podría comprender y mucho menos recibir en sí toda la extensión de Mi MISERICORDIA, que excede los Cielos y la Tierra y coloca en éxtasis a todos los billones de Ángeles y todos los millones de Santos que tengo en el Paraíso.

Si! Ningún alma jamás podrá comprender ni la profundidad, ni la extensión, ni la anchura del OCÉANO DE MI MISERICORDIA. Y este OCÉANO DE MI MISERICORDIA, quiero derramar sobre todos vosotros, haciendo que vuestras almas afeadas por el pecado, entenebrecidas por vuestros pecados, retomen aquella hermosura, aquella belleza y aquella Gracia de cuando YO os creé, de cuando os tornasteis hijos del SEÑOR. Para que así, vuestra alma resplandezca en la Luz de Mi Amor y dé a este mundo entenebrecido por las tinieblas del pecado y del mal también la señal luminosa: de Mi Amor, de Mi Presencia en medio de vosotros y de Mi Misericordia.

EL OCÉANO DE MI MISERICORDIA es tan grande, que un alma en una existencia jamás podría contener ese Océano en sí, con ondas picadas esta MISERICORDIA sale a borbotones para vosotros y desciende hasta vosotros. Bañaos en este Mar Mis hijos, de MI MISERICORDIA! Dejaos verdaderamente absorber en las aguas de MI MISERICORDIA y vosotros también absorberéis estas aguas en vosotros tanto cuánto os fuere posible aceptando con corazón abierto, amoroso y generoso:Mi Voluntad Santa, renunciando a vuestra voluntad personal y dejando verdaderamente que la Gracia Divina Triunfe en vosotros, actúe en vosotros, transforme vuestra vida de acuerdo con Mi Voluntad hasta volveros aquello mismo que YO deseo de vosotros.

EL OCÉANO DE MI MISERICORDIA es un Mar tan grande, que vuestras mentes aunque fuesen semejantes al del más elevado Serafín, no podrían jamás evaluar Su grandeza, Su extensión, Su dulzura, ni Su hermosura.

Bienaventuradas las almas que como Mi hijita FAUSTINA KOWALSKA y que como tantos Santos Míos, abren sus corazones para Mi SAGRADO CORAZÓN derramar en ellos el OCÉANO DE SU MISERICORDIA.

Si! El alma que Me pida, el alma que Me suplique que YO derrame sobra ella EL OCÉANO DE MI MISERICORDIA, YO derramaré, aunque sea pecadora! Mas si tuviere en su corazón el verdadero deseo de salir de sus pecados, el verdadero deseo de ser Santa, de agradarME y de amarME… a esa alma no negaré el Mar de Mi Misericordia, sino antes como un Mar que sube e invade la Tierra, YO la invadiré con las Aguas de MI MISERICORDIA, inundándola y sumergiéndola en el Mar copioso de MI MISERICORDIA.

Mis hijos, vosotros que Me seguís, que seguís los Mensajes de Mi Madre Aquí en Estas Santas APARICIONES DE JACAREÍ, sois el blanco de MI MISERICORDIA, sois los bien amados de Mi Misericordia, sois los bien queridos de Mi Misericordia. Y a vosotros no Me canso de favorecer, no Me canso de Bendecir y de concederos las Gracias del OCÉANO DE MI MISERICORDIA.

No despreciéis tantas Gracias de ese Océano, que diariamente hago correr para vosotros! Aprovechad estas Gracias renunciando al mal y a sí mismos, abriéndoos cada vez más para el cumplimiento de Mi Voluntad, de modo que vuestra lengua entone las Alabanzas de MI MISERICORDIA, entone las grandezas de MI MISERICORDIA y vuestra misma alma se vuelva el reflejo de MI MISERICORDIA, de Mi Piedad, de Mi Amor para este mundo sin amor, sin justicia para los buenos e inocentes y sin Caridad.

YO, vuestro DIOS os Amo! Di Mi Vida por vosotros en la Cruz, derramé toda Mi Sangre hasta la última gota por vosotros, para mostraros cuán grande es MI MISERICORDIA y el deseo que tengo de Salvaros.
Persigo los pecadores con Mi Amor, os persigo todos los días con Mi Misericordia. Pero si vosotros os endureciereis y obstinareis en vuestra voluntad mala y corrompida, comenzaré a cansarME, Me irritaré con vosotros y finalmente os abandonaré dándoos aquello que vosotros queréis, permitiendo para vosotros aquello que vos queréis y que matará vuestra alma.
Por eso os pido Mis hijos, clamo a vosotros:

CONVERTÍOS! HUÍD DEL MAL! HUÍD DEL PECADO! HUÍD DE TODO AQUELLO QUE ENTRISTECE MI CORAZÓN Y CIERRA A VOSOTROS LAS PUERTAS DE MI INAGOTABLE MISERICORDIA. AQUÍ YO OS DI EL PUENTE DE LA MISERICORDIA, QUE ES MI MADRE, QUE ES MI PADRE SAN JOSÉ.

LOS DOS SON ESTE PUENTE DE PIEDAD, QUE OS CONDUCIRÁ HACIA MÍ, QUE OS HARÁ ATRAVESAR EL RÍO CAUDALOSO, EL RÍO TORMENTOSO DE ESTE MUNDO, DE ESTA VIDA, CON SUS PECADOS, ILUSIONES, TENTACIONES Y TRAMPAS. Y OS CONDUCIRÁ CON SEGURIDAD HASTA MÍ DONDE YO OS COLMARÉ CON LAS GRACIAS SIN FIN DE MI MISERICORDIA.

VOSOTROS QUE ESTÁIS EN ESTA ESCUELA DE SANTIDAD DE MI MADRE SANTÍSIMA, QUE SON NUESTRAS APARICIONES AQUÍ, VOSOTROS SOIS LOS ALUMNOS DE MI MISERICORDIA. SED ESTOS BUENOS ALUMNOS CRECIENDO CADA DÍA MÁS EN SANTIDAD, CRECIENDO CADA DÍA MÁS EN EL VERDADERO AMOR, CRECIENDO CADA DÍA MÁS EN EL CUMPLIMIENTO DEL PLAN DE NUESTRO PADRE ETERNO QUE DESEA QUE TODOS VOSOTROS SEÁIS SANTOS E INMACULADOS EN SU PRESENCIA.

MI CORAZÓN TRIUNFARÁ EN ESTE LUGAR, MI MISERICORDIA REPOSA EN ESTE LUGAR! AQUÍ ES EL TRONO DE MI MISERICORDIA, PORQUE AQUÍ LOS MENSAJES QUE YO DI A MI HIJITA SANTA FAUSTINA SON: CREÍDOS, DIVULGADOS, SEGUIDOS Y OBEDECIDOS CON AMOR POR MI HIJITO MARCOS Y POR TANTOS DE MIS HIJOS QUE VERDADERAMENTE GLORIFICAN MI MISERICORDIA CON LA PALABRA Y CON LA VIDA.

A todos vosotros en este momento, Bendigo generosamente, con las Gracias inagotables de MI CORAZÓN MISERICORDIOSO.”

Mensaje de Santa Faustina Kowalska:



“- Amados hermanos Míos! Yo, FAUSTINA, Sierva del SEÑOR y de MARÍA SANTÍSIMA Me alegro por estar nuevamente Aquí hoy con vosotros!

Sed los Apóstoles de la Divina Misericordia, viviendo todos los días para volver la MISERICORDIA DE DIOS más conocida, más amada, más glorificada. Dedicad vuestra vida a glorificar más este Atributo del SEÑOR, que es tan grande, tan bello, pero por tantos, especialmente por los más pecadores, es tan desconocido.

Por la palabra, por el ejemplo y por la vida, volved la MISERICORDIA DE DIOS conocida y amada. Y así dad al mundo entero la MISERICORDIA DEL SEÑOR, que curará todas las heridas espirituales y hasta las temporales de esta humanidad que sufre y que gime bajo el yugo que ella misma ató sobre sí, el yugo del pecado, el yugo de la rebelión contra DIOS y Su Ley de Amor, que abrió llagas dolorosas y profundísimas: en las almas, en las familias, en la sociedad y en las Naciones.

Solamente cuando la MISERICORDIA DIVINA fuere verdaderamente y profundamente, largamente y abundantemente conocida de todas las almas, es que estas llagas serán cerradas y curadas y el mundo finalmente podrá tener Paz constante y felicidad completa.

Sed los Apóstoles de la Divina Misericordia del Señor, dando a conocer a todas las almas que pudiereis: LOS MENSAJES QUE EL SEÑOR y Su Madre Me dieron, la CORONILLA DE LA MISERICORDIA, la IMAGEN DE JESÚS MISERICORDIOSO, la FIESTA DE LA MISERICORDIA y todas las demás formas de DEVOCIÓN A LA MISERICORDIA DE DIOS, que el SEÑOR Me pidió.

Medio poderoso para eso es divulgar con generosidad el VIDEO que Marcos hizo de la MISERICORDIA DIVINA EN MI ALMA y también los ROSARIOS DE LA MISERICORDIA MEDITADOS, por medio de los cuales las almas conocen las maravillas del Amor de Jesús y como flores al Sol de la Primavera ellas se abren a la Luz radiante del CORAZÓN MISERICORDIOSO DE JESÚS. Haciendo eso vosotros dais a JESÚS la Mayor Gloria, vosotros dais a JESÚS la Mayor Consolación, porque vosotros acercáis a los pecadores al DIVINO CORAZÓN DE ÉL, y así la MISERICORDIA DIVINA puede derramarse cada vez más sobre aquellos que más de Ella necesitan.

Si vosotros seguís por ese Camino llevando la MISERICORDIA DIVINA al conocimiento de todos, vosotros mismos seréis un día coronados por esa DIVINA MISERICORDIA en el Cielo y recibiréis el Premio que el SEÑOR prepara para todos los Verdaderos Apóstoles y Discípulos de Su MISERICORDIA.

Cuando divulgáis la DIVINA MISERICORDIA DEL SEÑOR en el modo como expliqué, estoy muy cerca de vosotros, estoy muy junto a vosotros y vosotros dais a Mí, FAUSTINA, una gran alegría y gran consolación por ver al fin divulgadas todas las cosas que Nuestro SEÑOR Me había pedido y que Yo impedida y obstaculizada por los hombres, no pude divulgar, no pude volver conocida y amada por las almas. Así, hacéis Mi corazón regocijar en DIOS y Yo de Mi parte, Me pongo a suplicar e a interceder por vosotros delante del SEÑOR MISERICORDIOSO para alcanzar de ÉL para vosotros las Gracias Eficaces del OCÉANO DE SU MISERICORDIA y para alcanzar para vosotros el auxilio para vuestra Santificación de Su Corazón Adorable. Y JESÚS que mucho Me Ama, siempre Me concede de buen agrado, todas las inagotables Gracias de SU MISERICORDIA que Yo Le pido para vosotros.

MIS AMADOS HERMANOS, EL TIEMPO ES CORTO, EL TIEMPO DE LA CONVERSIÓN Y DE LA MISERICORDIA ESTÁ ACABANDO Y EN BREVE NUESTRO SEÑOR TRAERÁ EL GRAN DÍA DE LA JUSTICIA.

APRESURAD VUESTRA CONVERSIÓN, PORQUE ESTAS APARICIONES DE JACAREÍ SON LA ÚLTIMA OBRA DE LA MISERICORDIA DE DIOS EN LA TIERRA Y QUIEN LA DESPRECIE DESPRECIARÁ LA ÚLTIMA TABLA DE SALVACIÓN QUE EL SEÑOR LANZA A LA HUMANIDAD, PARA QUE SE AGARRE A ELLA Y ESCAPE DEL NAUFRAGIO GENERAL EN LA APOSTASÍA, EN EL PECADO Y EN EL DOMINIO DE SATANÁS.

AGARRAOS EN ESTA TABLA DE SALVACIÓN MIS HERMANOS! AFERRAOS A ESTAS APARICIONES Y MENSAJES PARA QUE LA LLAMA DE LA FE JAMÁS SE APAGUE EN VOSOTROS, SINO ANTES CREZCA Y SE VUELVA UN GRAN INCENDIO DE AMOR MÍSTICO. AGARRAOS A ESA TABLA DE SALVACIÓN QUE LA MADRE DE DIOS CON TANTO AMOR LANZÓ A VOSOTROS, PARA SALVAROS DE ESTE MAR TRAICIONERO Y TORMENTOSO DE LOS TIEMPOS MALOS EN QUE VOSOTROS VIVÍS.

Yo, FAUSTINA, Me alegro mucho y ruego por todos los buenos alumnos de la MISERICORDIA DIVINA, que se volvieron Peregrinos de este SANTUARIO DE LAS APARICIONES y que Aquí aprenden, conocen y aman todo sobre la MISERICORDIA DEL SEÑOR. Sobre todos vosotros, que sois los apóstoles de la Divina Misericordia de estos Últimos Tiempos y que continuáis la Obra que el SEÑOR comenzó Conmigo, derramo ahora las más copiosas Bendiciones, sobre todo, sobre ti Marcos, Mi más querido hermano, amigo, defensor y propagador de la DIVINA MISERICORDIA DEL SEÑOR, el APÓSTOL DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOR DE LA DIVINA MISERICORDIA, que es más querido de Mi corazón y del CORAZÓN DE JESÚS MISERICORDIOSO.”

(Pausa Grande)

MARCOS: “- Hasta pronto SEÑOR!”