Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

viernes, 20 de julio de 2012

TERCIO DE LA PAZ


Los 7 Tercios enseñados por La Virgen en Jacareí


2) Tercio de la Paz




En las tres primeras cuentas del tercio: "Ven, Espíritu Santo por la puerta del Inmaculado Corazón de María."

Credo
Meditar los misterios del Rosario de Ave María

En las cuentas grandes: "Oh María, Reina y Mensajera de la Paz, intercede la paz al mundo entero."
  
En las cuentas pequeñas: "Reina y Mensajera de la Paz, ruega a Dios por nosotros." 
Al final de cada misterio: "Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre Amén. Oh Jesús mío, perdona y líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de
tu misericordia.Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti y por todos aquellos que no recorren a ti. Santo Ángel de la Paz, ruega por nosotros."

Al final del Tercio rezar: “Por tus lágrimas de dolor, oh Madre, resgata el mundo de la guerra y de las fuerzas infernales”. (3x) 
Oración final: "Oh María, Reina y Mensajera de la Paz, te imploramos: Traiga la paz al mundo entero. La paz en la Iglesia, la paz en las familias, paz en nuestros corazones, la paz en el mundo entero. Que todos nosotros podamos ser como tú: Mensajeros e instrumentos de la Paz. Que el Espíritu Santo santificador venga con el don de la paz por la puerta de tu Inmaculado Corazón. Que la paz de tu Corazón Inmaculado, Oh María destruya las fuerzas del infierno. Oh Jesús, Príncipe y Señor de la paz, ten piedad de nosotros y del mundo entero. Amén."