Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

viernes, 14 de diciembre de 2012

Mensajes del Divino Espiritu Santo





Jacareí, 03 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Espíritu Santo me apareció hoy, como en las otras veces, como un joven bellísimo con más o menos 20 a 30 años, pelo claro, rostro reluciente, ojos azules y llevaba una veste blanca luminosa. Luego de los saludos iniciales, me dictó el siguiente mensaje:”
(El Divino Espíritu Santo): “-¡Yo Vivo y Reino en María para siempre! ¡Yo Soy el Señor, el amor y la vida de todo lo que existe! ¡Por María, Yo saqué todo del nada y llevé todo lo que existe al vivir y de todo lo que existe, conservo el existir por María! Por Ella, Yo concedo a los hombres la gracia de conocerme y amarme. Por Ella, alumbro la inteligencia de los hombres para que comprendan Mi belleza y mis ganas y para que ejecuten lo que Yo deseo para su propio bien y para Mi gloria. ¡Bienaventurada el alma que recorre a María, Mi Amadísima Esposa para conocer Mis deseos, pues por María Yo me dispongo a dar todo, todo mismo! Yo Soy su verdadero Dios y Mi deseo es ser adorado por todos en verdad y con la vida. Y eso solo será posible por medio de María. Así como es necesario pedirle primero al tesorero o al caja para que se saque el tesoro del arca, así también para retirar Mi tesoro es necesario pedir primero
a Mi Tesorera, María, en cuyas manos puse todas Mis riquezas y posesiones. Yo reinaré en la tierra por María, aunque las fuerzas contrarias me impidan. Incluso Mi segundo descenso será por medio y obra de Ella. Recen el Santo Rosario fervorosamente, pues para cada oración del Rosario Yo desprendo un rayo de Mi luz en sus almas. El Santo Rosario será decisivo para Mi Segundo descenso al mundo. Recurran también a José, que fue Mi Tabernáculo ardiente en la tierra y es todavía más en el Cielo, pues Él introducirá en el Cenáculo de los últimos tiempos los electos que Me van a recibir en decídale Segundo descenso que haré. La paz a todos. La paz, Mi querido Marcos.”
(Relato-Marcos): “-Enseguida, me habló íntimamente y desapareció.”

Jacareí, 04 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Señor Espíritu Santo me apareció como en las otras veces. Me miraba de una manera dulce, con profundo afecto y cariño. Me pidió que yo escribiera todo lo que me iba a decir.”
(El Divino Espíritu Santo): “-¡Marcos, hijo de la tierra, escribe atentamente esto: el Corazón Inmaculado de María es Mi alegría y vivienda eterna! Sí, en este Corazón Inmaculado Yo hice mi morada para siempre, y por eso el que quiera encontrarme y conocerme deberá también hacer su morada en este Corazón. Esto es lo que Yo quise mostrarte, Marcos, todas las veces que tú viste aquella luz fortísima, inmensa, que salía del Corazón Inmaculado de María en las Apariciones y bajaba hasta tu corazón. Sí, aquella luz Soy Yo Mismo unido a la santidad de María, Mi querida Esposa mística. Solamente en el Corazón Inmaculado de María los hombres pueden encontrarme. Mientras sigan luchando contra esa verdad y ley de Mi amor, seguirán en las tinieblas y en el desconocimiento de Mí. Solamente este Corazón podrá revelar Mi verdadera cara al mundo. Y cuando el mundo conozca Mi cara conocerá la verdad y ella lo libertará. ¡El Corazón Inmaculado de María es Mi Arca de la alianza, Mi turíbulo dorado, Mi sagrario de luz deliciosa! Yo Soy el Amor, y quiero atraerme a mí todas las almas, y para eso, echo Mi luz hacia todos en la mirada, en la cara y en el Corazón Inmaculado de María. Hagan con que María sea amada y conocida y ustedes verán como Me revelaré poderosamente por medio de Ella a las almas, hasta para las más oscurecidas por el pecado. Es por medio del Corazón Inmaculado de María que Yo bajaré por segunda vez al mundo, y el mundo nunca más será el mismo. Y el Corazón Inmaculado de María es el místico cenáculo donde serán encerrados los electos sobre los cuales yo bajaré para que haga finalmente Mi Reino de gracia y luz a ser establecido en la tierra. Quédense en Mi amor siempre. ¡Hijo mío, guarda bien estos tesoros que te doy y hazlos conocidos de todas las almas. Quédate en paz. ¡La paz, Mi predilecto!”

Jacareí, 05 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Señor Dios el Espíritu Santo me apareció como en los días precedentes. Él me dictó el siguiente Mensaje:”
(El Divino Espíritu Santo): “-Yo, Dios, vendré. Vendré para cambiar toda la tierra. Vendré como fuego devorador para consumir todos los árboles que no produjeron frutos. Vendré como lluvia para regar los árboles buenos y para hacerlos fructificar todavía más. Yo, el Señor, les digo.”
(Relato-Marcos): “-Enseguida, me habló íntimamente y desapareció.”

Jacareí, 06 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Señor, el Espíritu Santo, me apareció como en los otros días y me dictó este Mensaje:”
(El Divino Espíritu Santo): “- Marcos, escribe lo que Yo te voy a decir ahora: el Corazón de José será la gran puerta por la cual vendré y bajaré sobre toda la humanidad. Juntamente con el Corazón Inmaculado de María, que será la gran puerta por la cual bajaré sobre toda la humanidad. Sí, será por la mediación e intervención de José que Yo Me derramaré con una abundancia mucho más grande que las aguas del diluvio. Cuando Yo baje inundaré todo com Mi Gracia y haré un día luminoso aunque bajo las tinieblas más intensas. Yo, el Señor, les digo.”

Jacareí, 09 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Espíritu Santo me apareció como en las otras veces y me dijo:”
(El Divino Espíritu Santo): “-¡Óh, como son bienaventurados todos los que me aman y me sirven por medio de María! ¡Esas almas jamás caerán en desgracia espiritual y serán conservadas en altísimo grado de santidad! ¡Sí, como Me alegro al ver María tan fervorosamente alabada y exaltada aquí, en estas Apariciones! A todos los que La aman concedo Mi Bendición. La paz.”
(Relato-Marcos): “-Enseguida, desapareció.”

Jacareí, 10 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-En el horario marcado, vino el Señor, el Espíritu Santo. Mientras contemplaba Dios, Nuestro Señor me llenó de una extraordinaria alegría y me dijo:”
(El Divino Espíritu Santo): “-Yo soy el Señor y te digo que las tinieblas de la humanidad se cambiarán para días luminosos. Sí, por medio de Mi poder, la oscuridad de este mundo se volverá en una lámpara brillante. Desde la América hasta la Oceanía, Yo haré bajar Mi Luz radiante y haré con que todos sean alumbrados por ella. Soplaré sobre Europa, Asia, África, y de un polo a otro haré con que Mi nombre sea escuchado y Mi luz sea vista. Yo daré esta gracia por medio de los Corazones de María y José que, juntos, profetizan en Mi nombre a esta generación. Yo, el Señor, vendré y cuando yo pase, muchos muertos espirituales revivirán. ¡Quédate en paz, Hijo mío. La paz!”
(Relato-Marcos): “-Enseguida, me bendijo, me habló particularmente y desapareció.”

Jacareí, 11 de Enero de 2006.

(El Divino Espíritu Santo): “- Mi plan se desarrolla en la tierra perfectamente. En cada lugar de las Apariciones de Mi Esposa María Yo opero las maravillas de Mi Gracia. En cada lugar de las Apariciones en que encontramos almas dóciles y obedientes, Nosotros, La Trinidad, derramamos la Gracia y la Salvación. Así ha sido desde La Salette, Lourdes, Fátima, Pontmain hasta aquí en Jacareí. Yo mismo estoy preparando moradas santas para Mí, pues Soy Santo. Estoy preparando templos, palacios, ciudades santas, vivas, para Mí, donde Yo mismo viviré noche y día y Yo mismo seré su luz. Estas ciudades son las almas que estoy purificando y embelleciendo para Mí, Su Dios. ¡Bienaventurado todo aquel que se deja tomar por Mí y por las manos de María y José, pues no se quedará en las tinieblas de la muerte del alma! La paz, Hijo mío.”
(Relato-Marcos): “-Enseguida, me habló particularmente, me bendijo y desapareció.”

Jacareí, 12 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-En la hora marcada, el Señor me apareció. Estaba bellísimo, muy misericordioso y dulce. Me miraba con bondad y sonreía, y así me pidió que escribiera lo siguiente:”
(El Divino Espíritu Santo): “-Mi poder y alegría es conceder todo por medio de María, Mi Amada Esposa. Así como en el Primer Pentecostés Yo bajé por medio de Ella sobre los discípulos, así también será en el Segundo. Y tal como en el primero la hora de Mi descenso fue anticipada por la oración y por el deseo de Ella, María, así también será en el Segundo Pentecostés. Yo vendré mucho más rápido que lo que estaba marcado, para atender a los deseos y ruegos fervorosos de María, Mi amada Esposa, que Me llama para bajar sobre esta generación perdida, pues de lo contrario, ni los electos conseguirán salvarse. Sí, Yo vendré sobre este mundo que llegó al colmo de su decadencia y maldad. Yo vendré para realizar el triunfo de Mi Esposa Divinal en el mundo entero. ¡Bienaventurados todos aquellos que Yo encuentre bajo el Manto de María cuando vuelva yo!”

Jacareí, 13 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Señor Espíritu Santo me apareció como en los otros días y me dictó este Mensaje:”
(El Divino Espíritu Santo): “-Soy Santo, y por eso, necesariamente deben ser santas las moradas donde Yo habito o venga a habitar. Por eso, es necesario que sean purificadas todas
las almas de esta generación mala, que, más que todas las generaciones anteriores a ella, fue afeada por el pecado, oscurecida por las tinieblas del mal y las llagas de la decadenciageneral. Para que esto ocurra, Yo vendré con Mi fuego devorador y quemaré todo lo que no condice con Mi santidad, todo lo que no sintoniza con Mi ser y todo lo que desentona de Mi Soberana Voluntad. ¡Yo voy a atizar Mi fuego santo sobre el mundo, ¡y cuanto Yo deseo que él se esparza! Es por eso que ya encendí chispas bien fuertes en los lugares de las Apariciones de Mi Esposa Divinal María y voy a derramar Mi fuego todavía más en estos lugares. Sí, cuando hay almas dóciles en esos lugares electos, ellas arden con Mi Propio fuego y Yo haré con que este fuego sea visto y contemplado por el mundo entero. Aquí, Yo siempre derramaré este fuego y derramaré todavía más sobre él. ¡Yo, el Señor, se lo Digo y lo Haré!”

Jacareí, 19 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-El Señor Espíritu Santo me apareció como en los otros días. Me dictó este Mensaje:”
(El Divino Espíritu Santo): “-Yo, el Señor, soplo Mi aliento vivificante sobre la tierra entera, y, desde hace 180 años, por medio de las Apariciones frecuentes de Mi Amada Esposa María, Yo revelo Mis deseos y preceptos a todas las almas de buena voluntad. Por la boca de los pequeños, de los niños, de los pobres y de los puros de corazón, Yo enseño mis leyes de amor, revelo Mi voluntad santa y conduzco todas las almas buenas al verdadero amor y a la salvación. Fue así que Yo hice con los pastorcitos de Fátima, los de La Salette, con Bernadette de Lourdes, con los niños de Heroldsbach, Heede, con Juan Diego, contigo, Marcos, y com todos nuestros videntes mensajeros. Sí, hijo Mío, Yo, el Dios tuyo, realizo estas maravillas por el mundo todo y todavía realizaré, para preparar el camino del regreso del Verbo y para Mi segundo descenso histórico. Aquí, en este lugar predilecto mío (obs: el Santuario de las Apariciones de Jacareí), Yo haré portentos de gracias sin igual a favor de todos Mis servos y pondré aquí un fuego que jamás se apagará. Y es este fuego divino que deben llevar a los otros por medio de la divulgación de estas palabras, a fin de que ese fuego se esparza de corazón a corazón hasta tomar el mundo entero. Sigan con todas las oraciones que aquí les fueron enseñadas. Yo les dejo la paz. Quédense en Mi paz. Les bendigo Yo, el Dios del Amor.”


Jacareí, 27 de Enero de 2006.

(Relato-Marcos): “-Aparición del Espíritu Santo. El Señor me dijo:”
(Divino Espíritu Santo): “-Yo, su Dios, vengo de las alturas para decirles: solamente María puede ponerles cerca de Mí y tornarme propicio a ustedes. Yo Soy santo, y por eso, santos deben ser también todos aquellos que desean vivir a Mi lado. El mundo no Me conoce, y por eso cae en las tinieblas del mal y del pecado cada día más. El mundo se recusa a reconocer Mi presencia en las Apariciones de Mi Esposa María, y por eso ya perdió Mi Gracia hace mucho tiempo. Y las tinieblas, cuando vieron la ausencia de la luz, dominaron y envolvieron todo. Los hombres pecan contra Mí pues rechazan reconocer Mi presencia en las Apariciones de María y a reconocer que ellas vienen de Mí y son producidas por Mí. Tanto los que tienen fe y son católicos como los que no lo son pecan mortalmente contra Mí cuando rechazan ver la verdad y darme gloria por ella. Por todo eso vendrá el castigo anunciado, pues a cada día Soy cubierto más y más por ofensas y ingratitudes. Es necesario que las almas me consuelen y reparen estas ofensas de la humanidad, de lo contrario, las fuerzas de las tinieblas y los castigos seguirán avanzando sobre ustedes. Bienaventurada el alma que ve la grandeza de Mi Obra em las Apariciones de Mi Esposa María y Me glorifica sobre los montes y tejados, o sea, sin temor ante los hombres.”