Desde el 7 de febrero de 1991, Nuestra Señora Reina y Mensajera de La Paz, Nuestro Señor Jesús, El Corazón Amoroso de San José, El Espíritu Santo, Los Santos y Lós Ángeles, aparecen con frecuencia en la ciudad de Jacareí, São Paulo, Brasil, al Vidente Marcos Tadeu Teixeira y hacen a la humanidad una última llamada a la conversión.


Jacareí, Apariciones que se prolongan por más de 23 años


“… En estos 20 Años Yo hice grandes maravillas en medio de vosotros. Realicé portentos admirables y transformé todas las vidas de aquellos que Me respondieron SI en ya perfecto Cielo, pequeño Cielo ya en la Tierra. En estos VEINTE AÑOS, Yo hice grandes maravillas en todos aquellos que atendiendo a Mi llamado para rezar más, comenzaron una verdadera vida de oración Conmigo, comenzaron un verdadero camino de oración continuo e incesante, ofreciéndose ellos mismos como incienso de oración en el altar de Mi Corazón Inmaculado, rezando siempre más Conmigo y por medio de Mí al Altísimo, para alcanzar de Él Misericordia para la Tierra, para alcanzar de Él la Paz y para alcanzar a todos Mis Hijos, principalmente los que estaban más lejos de Mi Corazón, más hundidos en el fangal del pecado, más inertes en la prisión sin muros de satanás que es el pecado, la gracia de la liberación, de la regeneración, del rescate, de la conversión y del regreso hacia Dios…” (Mensaje de María Santísima el 06/02/2011)

lunes, 18 de agosto de 2014

14.04.2013 MENSAGEM DE MARÍA SANTÍSIMA Y SAN LUIZ GONZAGA

2013.04.14 – MENSAJE DE MARÍA SANTÍSIMA:
(Vídeo deste Cenáculo: http://gloria.tv/?media=431374)
(Marcos: “Si, amada Señora, quedo contento porque la Señora ha quedado Feliz por la repetición de la presentación de él hoy Aquí. Espero haber consolado vuestro Corazón! (Pausa) Si… Si… Como vos ya bien sabes estoy en la mitad de él, espero terminarlo en las próximas semanas y ya enseguida comenzaré aquel que va a sacer tantas espadas de vuestro Corazón. (Pausa) Si… Si… (Pausa) Entendí amada Señora. Haré como Vos quisiereis.”
madre del puro amor
MENSAJE DE MARÍA SANTÍSIMA:

“Amados hijos Míos, hoy, Yo os llamo nuevamente a caminar por la vía del Verdadero Amor, depositando fuera de los corazones todo aquellos que se opone al Amor Divino.
El Amor en pura transformación sólo vivirá en vosotros cuando el amor desordenado del mundo, de sí mismos, de las criaturas, salga fuera de él, sólo entonces, él tendrá espacio propicio en vuestros corazones, para allí entrar, hacer morada y crecer en vosotros. El Amor en pura transformación busca almas completamente muertas a sí mismas, almas vacías de sí, olvidadas de sí mismas, abnegadas, al punto de permitir completamente que ÉL haga en ella todo lo que quisiera sin poner ninguna resistencia.
El Amor en pura transformación que es el propio Espíritu Santo, sólo entrará en vuestras almas cuando vuestra voluntad muera y entonces fueres completamente dócil a la Voluntad de ÉL. Así, el Espíritu Santo habitará en vosotros como en un templo, en vosotros esparcirá Sus perfumes más suaves que el nardo (bálsamo)  puro, derramará aceite, óleo en vuestras almas, más puro y suave que el de la olivera, curando en vuestras almas todas las heridas espirituales, todas las llagas que el pecado provocó en vosotros y desfiguró la belleza de vuestras almas. Entonces, el Espíritu Santo restituirá a vuestras almas aquella belleza, aquella hermosura que tenía al ser creada por Dios y entonces vuestra belleza encantará Sus Ojos Divinos y ÉL se complacerá en vosotros y vivirá con vosotros.
El Amor en pura transformación sólo habitará en vosotros cuando todo el amor desordenado de sí mismos salga y le de lugar a ÉL, ese Amor en pura transformación reposa en las almas puras, en las almas pacíficas y mansas, en las almas que no tienen vanidad, en aquellas que no se dejan arrastrar por la codicia de los ojos, por la soberbia de la vida, ni por la concupiscencia de la carne, como el rocío que desciende sobre los lirios de la mañana, así ÉL también desciendo y reposa sobre las almas puras. Vosotros debéis ser estas almas, respondiendo si a todo cuanto a lo largo de estos años Yo Aquí os enseñé y pedí para que vuestras almas puedan abrirse como lirios al rocío Divino del Espíritu Santo y vuestras almas puedan entonces, crecer en la Santidad que ÉL desea y que ÉL espera de vosotros.
Yo Soy la Esposa del Amor Puro en pura transformación, Soy la Esposa Castísima del Espíritu Santo y solamente en las almas en las cuales Yo vivo, en las cuales Yo reino, en las cuales Yo reposo como Reina y Señora Absoluta, solamente en esas almas es que el Espíritu Santo desciende como un rocío suavísimo, como un refrigerio dulcísimo, para en esas almas vivir, habitar y con ellas descansar para siempre. Por lo tanto, toda alma que quisiera recibir la visita del Divino Espíritu, debe primero conocerMe, amarMe, honrarMe, como dice el Cuarto Mandamiento de Dios: honrar padre y madre. El Alma que Me honra, honrará el Espíritu Santo y el Espíritu Santo vendrá a Ella y en ella habitará, aquella que Me ofende y Me insulte ofenderá al mismo Espíritu Santo y ÉL no solo no vendrá a ella así como si estuviera en ella se retirará y la maldecirá por los siglos de los siglos.
Venid, pues, Mis hijos, dejaos verdaderamente, poseer por Mí, educar por Mí, formar por Mí en el Camino de la Santidad, pues haciendo así os prepararé como una morada bella y perfumada, para que Mi Esposo Divino venga del Cielo y habite en vuestra alma. Rezad el Santo Rosario todos los días, con ÉL os purifico, os embellezco, os ilumino, os perfumo siempre más para presentaros verdaderamente bellos, cándidos, inocentes y luminosos para que el Espíritu Santo se agrade en vos y venga a vivir en vosotros.
Continuad con la Hora de la Paz y todas las Hora de Oración que Yo os di Aquí, quien ama la Hora de la Paz a Mí ama, quien desprecia la Hora de la Paz a Mi desprecia, por eso, rezad estas Oraciones de modo que Yo pueda estrechar aún más los lazos místicos que unen vuestras almas con Mi Corazón y pueda de esta forma apresurar la Segunda Venida Histórica de Mi Esposo Divino, el Espíritu Santo, sobre el mundo entero y sobre vuestras almas.
Aquí, en Este Lugar, en la persona, en el trabajo, en la obra de Mi hijito Marcos Soy profundamente glorificada, Soy completamente consolada y perfectamente amada. En cada obra que sale del corazón y de las Manos de ese Mi hijo, Mi esplendor, Mi Gloria brilla hacia todos Mis hijos, para que todos ellos viendo Mi Luz puedan salir de las tinieblas del pecado y encontrarMe y Conmigo encontrar el Dios de la Salvación y de la Paz. En el trabajo y en la obra de Mi hijito Marcos, Yo reflejo Mi gran Luz que se volverá cada vez más intensa cuánto más densas fueren las tinieblas a cubrir todas las cosas. Verdaderamente Aquí en este Mi hijo Soy exaltada, Soy glorificada y Mis frutos pueden ser vistos y saboreados en los frutos que él da abundantemente. Por eso, conforme Yo ya dije hace poco tiempo en Mis Apariciones Aquí, vuelvo nuevamente a decir: Porque Mi hijo Marco hizo el Video de Mi Aparición a Mi hijita Madre Mariana de Jesús Torres como la Señora “do Bonsucesso” y Me hizo así ser conocida y amada pro millares y millares de Mis hijos, Yo prometo, apresurar la Hora de Mi Triunfo. Prometo, también, en este año realizar prodigios como nunca hice antes en vuestras vidas, prometo derramar una mayor efusión de Mis Gracias, de las Gracias del Espíritu Santo, de Mi Llama de Amor sobre vosotros, sobre el Brasil, sobre el mundo entero, prometo también, derramar una abundancia especialísima de Gracias sobre Mis hijos que verdaderamente ayudan a Mi hijo Marcos, aman todas las Apariciones que él coloca en video y ofrece para ustedes y aquellos que junto con él sufren, trabajan y luchan tendrán este año verdaderamente un diluvio de nuevas Bendiciones descendiendo sin cesar de Mi Corazón sobre todos, sobre todos ellos, sobre todos estos Mis hijos.
Cuando un alma de eleva, eleva el mundo, cuando un alma crece en la Santidad delante del Señor, el Señor que no se deja vencer en Misericordia derrama sobre el mundo entero una lluvia de Gracias y un verdadero diluvio de Su Divina Misericordia. Rezad, rezad más, pues solamente por la Oración podré hacer que la Rosa Mística del Amor Perfecto crezca en vosotros, produzca el suave perfume de la Santidad y de obras perfectas y santas para la mayor Gloria de la Santísima Trinidad y Gloria de Mi Nombre que Aquí en estas Apariciones, ahora, debe refulgir con brillo mucho mayor que el de mil soles juntos.
Adelante Mis hijos! Yo estoy con vosotros, en vuestros sufrimientos no temáis, non avete paura, porque Mi Corazón Inmaculado sigue cada paso y conoce cada lágrima que cae de vuestros ojos. Yo estoy con vosotros, Io sono com voi. No tengáis miedo.
A todos, en este momento Bendigo con Amor, de Lourdes, de Quito en Ecuador y de Jacareí. La Paz Mis hijos amados, la Paz Marcos, el más esforzado y dedicado de Mis hijos.”
MENSAJE DE SAN LUIS GONZAGA:
luis gonzaga
“Amados hermanos Míos, Yo, Luis Gonzaga, exulto de Alegría por poder venir a daros Mi Primer Mensaje. Oh, como os Amo! Oh, cuánto os quiero bien! Oh, cuánto quiero ayudaros a llegar a la máxima Santidad para la Mayor Gloria de Dios, de la Virgen Inmaculada y de San José, por eso os digo: Renunciad a todo pecado, porque el pecado mata la vida de la Gracia Santificante en vuestras almas. Deplorad el pecado y dejad el pecado de una vez por todas, para que satanás no pueda tener ninguna influencia sobre vosotros y para que así, aumente la influencia del Divino Espíritu Santo para que con Sus Divinos influjos impulsen siempre más vuestras almas cada vez más hacia adelante en el Camino de la Santidad.
Renunciad a todo pecado, pues el pecado corta el eslabón Divino que os une al Señor, que os une a la Madre de Dios y con eso, vosotros perdéis las Gracias necesarias para vuestra Santificación volviéndoos cada vez más tibios, lánguidos y cada vez más oscurecidos por las tinieblas del mal. Si renunciareis al pecado, vuestra alma, bien unida, ligada al Señor y a la Madre de Dios recibirá de Ellos los influjos necesarios, las Gracias necesarias para vuestra Santificación, y entonces os digo: Ni todo el infierno podrá hacer nada contra vosotros. Si vuestro amor fuere Verdadero, si vuestro amor fuere Fiel y Puro aunque tengáis pequeños defectos en vuestra persona, eso no os impedirá de ser Santos, ni mismo la privación de tantas cosas que amáis os impedirá de ser Santos.
El Amor, el Verdadero Amor dentro de vosotros será decisivo para vuestra Santificación. No seáis de aquellos que filtran un mosquito y engullen un camello, o sea, que se preocupan por las cosas vanas e insignificantes y dejan crecer cada vez más el pecado en vuestra alma. Oh, No! No viváis en paz con vuestros pecados, pues si esto hiciereis vuestra alma ciertamente se condenará. Haced guerra a vuestros defectos y pecados y junto con la Oración creced cada vez más en buenas obras delante de Dios. Poco y nada vale rezar, mas hacer la guerra a los propios defectos y pecados, poco y nada vale mantener una apariencia exterior de ser Siervo de Dios, si el interior está completamente carcomido por la termita del pecado, especialmente de aquellos pecados que vosotros no mortificáis, contra los cuales no luchas y que dejáis silenciosamente carcomer vuestra alma como una termita voraz. Oh, No! Extirpad hasta el mínimo pecado de vuestro corazón para que entonces, él sea bello, puro, Santo, íntegro, honesto, Verdadero Siervo del Señor y entonces vuestra Oración será aceptada por el Señor con agrado y placer. Y entonces ÉL realizará en vuestras vidas Su Plan de Amor y hasta muchas Gracias que vosotros le pedís en la Oración. La Oración sólo es agradable al Señor cuando es acompañada del sí del corazón, del esfuerzo sincero por vencer el pecado, combatir los defectos, de crecer en el Camino de la Santidad. Si por lo menos tuviereis esa intención pura, este deseo ya es lo suficiente para que vuestra Oración sea acogida en el Cielo y realice en vuestras vidas grandes Milagros, grandes Gracias retumbantes de Amor.
Yo, Luis, os Pido: Renunciad a todo pecado, pues el pecado es el causante de todos los males, dolores, discordias, guerras, tragedias e infelicidad que existen y acontecen en el mundo. Si los hombres renunciasen al pecado serían Bendecidos por Dios y Dios les daría una vida tan hermosa, tan bella y tan pacífica cuánto aquella que los Primeros Padres tenían en el Paraíso.
Propagad más el Santo Rosario, porque el Rosario extirpará las herejías, combatirá los vicios y el pecado, dará a las almas la fuerza interior para renunciar a todo tipo de pecado y responder cada vez más si al Señor. Continuad con el Rosario de las Lágrimas de Sangre, con las Horas de Oración que los Sagrados Corazones os mandaron hacer Aquí, porque con esas Oraciones vuestras almas son fuertes, los Grupos de Oración son fuertes y a través de vuestras Oraciones el demonio es siempre más derrotado en el mundo.
Yo, Luis, prometo rogar por todos vosotros junto a los Sagrados Corazones, para conseguir para vosotros las Gracias necesarias para vuestra Santificación, pero vosotros también rezad, mucho de lo que Yo podré alcanzar para vosotros no depende sólo de Mi Oración, sino también de la vuestra, entonces, juntos recemos y alcanzaremos el Milagro de la Divina Misericordia para este mundo caído en el pecado. Y entonces, las familias, la juventud, la sociedad, la infancia, la Iglesia que ahora está como una leprosa repleta de llagas, abiertas en ella por sus propios pastores, los obispos y sacerdotes que acogieron en su interior: los errores del progresismo, del modernismo, del comunismo, del protestantismo y de tantos males infernales juntos. Con Nuestra Oración alcanzaremos el Milagro de la Divina Misericordia que hará a la Iglesia y la humanidad, golpeadas de muerte, resucitar a un nuevo tiempo de Santidad y de Gracia que Nosotros del Cielo pedimos todos los días para vosotros y tanto queremos traer para vosotros. Sobre este Santuario, sobre este Local Sagrado, hoy desciende una abundante lluvia de Bendiciones de los Sagrados Corazones de Jesús, de la Madre de Dios y principalmente de San José, porque hoy Él mira con agrado, con predilección y con suma alegría hacia la gran Imagen de Su Amantísimo Corazón colocada Aquí en el patio de este Santuario. Si, a través de esta Nueva Imagen el Corazón de San José multiplicará todavía más Sus Gracias, Sus Bendiciones y Convertirá muchos corazones endurecidos.
En verdad Yo digo: Todo aquel que se arrodille ante esta Imagen y con el corazón sincero suplique el Auxilio de San José, a esa alma, a ese hijo será mostrada la vía segura de la Santidad y esta alma caminará con paso firme en la vía de la perfección, pues no solamente San José, sino también Yo y todos los Santos del Paraíso tomaremos la mano de esta persona y conduciremos a esta alma con seguridad a la Gloria del Cielo.
A todos vosotros hoy, Bendigo con Gran Amor y especialmente a ti Marcos, que hace tantos años sé que Me amas, sé que Me rezas y sé que siempre estás Conmigo.”

(Marcos:) “Si… Hasta pronto! Regrese pronto si, amado Luis!”